EL HOMBRE DE LA NUBE

25 de junio, 2017 - FROTOLAFOTO - -

Creo que ya lo he contado en alguna ocasión. Cuando por trabajo me tocaba organizar campeonatos infantiles de futbito, en la localidad de Adios llegaron a apodarme "el hombre de la nube". 

Al llegar al pueblo a preparar el torneo alguien dijo una vez:

-ya viene el hombre de la nube!


Y es que era llegar al pueblo y desde Erreniega bajaba a visitarnos una enorme y oscura nube.


Ahí sigo. Haciendo honor al mote. Salir conmigo a hacer nocturnas es sinónimo de no ver ni una estrella. Ayer lo comprobé de nuevo.

 

Todo empezó una hora antes de que anocheciera. Cielo azul con algunas nubecillas al fondo. Según iba sacando los trastos del coche, las nubes se compactaban y se asomaban curiosas a ver mis operaciones. Un foco, la nube más baja; otro foco la nube más ancha.


En un momento dado opté por calarme la gorra hasta las cejas y pasear haciéndome el despistado mientras silbaba, como si no tuviera intención alguna de hacer fotos. Quizás de ese modo la nube se despistaría y seguiría su camino. Pero no. Ya me tenía fichado. Era yo. El hombre de la nube.


Una vez más, no había solución. Si decidía realizar alguna toma tenía que darme prisa porque a medida que se cerraba la noche la nube se ennegrecía.


Aquí os dejo una toma fugaz de los minutos previos a que comenzase a llover. 


He hecho un pedido por internet en una tienda de disfraces. Para mi próxima salida nocturna espero poder estrenar mi disfraz de oveja latxa al que he añadido un sombrero mexicano con el que espero no ser reconocido desde el cielo.




_Q0A3059

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 + 7 =