SÓLO QUEDABA UNA

14 de agosto, 2020 - FROTOLAFOTO - Comentarios -

SÓLO QUEDABA UNA

Esta noche sólo quedaba una perseida rulando por el cielo de Isaba. Sus hermanas habían salido a desfilar por la pasarela celeste en la noche anterior. Ella, igual que el fotógrafo, andaba con un día de retraso. No importa. Ambos se encontraron. Ella, desintegrándose en una fracción de segundo a 7.000 grados Cº y él, pelando el moco durante horas a 14 grados. El fotógrafo, esperando verla venir desde Perseo. Ella, fugaz, casual, haciéndose esperar, dejándose querer. 

Duró nada. Una fracción de segundo en cuatro horas de espera. O lo que es igual, cuatro horas de espera en la eternidad.

Ni despedirse hizo. Allí se quedó él, pasmado y agradecido.

Pautxo

_Q0A0226
Compartir 

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 + 1 =
Ver anterior Ver siguiente
Últimas entradas
Categorías